Envío gratis con pedidos superiores a 60€

Atención al cliente : 686 214 601

De 9:00 - 18:30 (Lunes a Jueves) De 9:00 - 15:00 (Viernes)
Carrito

No hay productos en el carrito

TOTAL:
0,00 €

¿Cómo funciona una cachimba? Guía para usarla correctamente

por Lacachimba.es Web en January 26, 2022

 

Sí, ya sabemos que casi todos vosotros, cachimberos, sabéis al detalle cómo funciona una cachimba, pero, también hay personas que se inician en este maravilloso mundo y necesitan saciar sus inquietudes shisheras. Pero ojo, tampoco dejéis de leerlo los que ya lleváis un tiempo en este hobby pues ya lo dice el refrán: el saber no ocupa lugar.

 

Primeramente, para saber cómo funciona una cachimba, necesitamos conocer todas las piezas que la conforman:

Mástil: Es el cuerpo de la cachimba que recubre el principal canal por el que va a circular el humo desde la cazoleta hasta el vaso. Su extensión dentro de este se denomina tubo de inmersión y es la pieza encargada de que el humo pase por el agua y se convierta en vapor.

Dentro del mástil también tenemos la purga, que es una válvula encargada de evacuar el humo del vaso cuando se sopla hacia dentro y el conector para la manguera, que es la pieza cuyo tramo final es la boquilla, parte por donde se inhala el vapor resultante.

Vaso: Por lo general está fabricado con cristal de diferentes calidades que le van a aportar una mayor dureza, es la pieza donde se introduce el agua. Este conecta con el mástil de distintos modos: a presión, rosca, por cierre de click, etc.

Plato: Se trata de la parte superior de la cachimba. Este se instala debajo de la cazoleta y nos permite depositar los carbones o la propia ceniza.

Cazoleta: Es una pieza ajena a la cachimba pero no por ello más importante. Es el recipiente donde se inserta y se calienta el tabaco. Vamos, es donde empieza todo.

 

¿Cómo funciona una cachimba?

Pues una vez que la tenemos montada el proceso es la mar de sencillo. Depositamos el carbón sobre la cazoleta y dejamos que este caliente el propio tabaco o el fumable. Es muy importante conocer que este proceso realiza una cocción o calentamiento del producto puesto que no se genera una combustión como, por ejemplo, la de un cigarrillo.

De este modo, el humo resultante de la cocción o calentamiento del fumable recorre el cuerpo de la cachimba cuando se inhala a través de la boquilla conectada a la manguera. Una vez que el humo llega al tubo de inmersión pasa por el agua y genera un vapor que es mucho más denso.

Este vapor se genera gracias al cambio de temperatura del humo, de modo que un truco para generar un vapor de mayor densidad, será introducir hielo u otros elementos en el agua para que el contraste de temperaturas sea mucho mayor.

Esta es la mejor forma para iniciarte en el mundo de la cachimba. Hay diversas maneras de preparar tu cazoleta, dependiendo del material de la misma, del tabaco, y de la gestión de calor que vayas a utilizar. Permanece atento a nuestro blog para estar al tanto de nuevos consejos y recomendaciones para convertirte en un cachimbero experto.

VOLVER ARRIBA