Envíos Gratis con Tu Compra de 60€

Atención al Cliente : 686 214 601

De 11:00 am - 20:00 pm ( Lunes a Viernes)

VAPE VS POD

por Juan Carlos y Jorge LC en May 19, 2022

Las principales diferencias entre un vape y un pod

Muchos de vosotros, queridos cachimberos, os habéis iniciado en el maravilloso mundo del vapeo principalmente para ocupar esas horas de vacío entre shisha y shisha. En el artículo de hoy os vamos a hablar sobre las principales diferencias entre un vape y un pod.

 

En cuanto a las diferencias vamos a agruparlas en dos principales categorías: las relacionadas con los líquidos inhalables y con la morfología de los dispositivos de liberación de vapor. Estas últimas son las que, principalmente, vamos a poder percibir a simple vista.

 

Diferencias entre vape y pod: los líquidos

El vape convencional utiliza líquido con nicotina en su forma de base, o nicotina de base libre. Por su parte, el pod, utiliza líquidos de nicotina en su forma ácida, o como es comúnmente conocida, sal de nicotina.

¿Qué diferencia existe entre ambas?

Pues básicamente en que el primero regala una experiencia más suave al consumidora, mientras que la segunda tiene un golpe de garganta más intenso dada la mayor carga nicotínica.

 

 

Diferencias entre vape y pod: el dispositivo

 

Aquí vamos a ver las principales diferencias, básicamente, porque se perciben a simple vista. No obstante, para diferenciar uno del otro vamos a fijarnos en:

 

 

  • Morfología: el vape se compone de dos piezas separables, el mod (centralita que gestiona la energía y la potencia que va a la resistencia) y el atomizador, parte superior que recoge el líquido inhalable y guarda la resistencia que calienta el líquido.
  • Potencia: Por lo general el vape tradicional monta resistencias con una potencia que va desde los 30 hasta los 250 wattios. En cambio los pod incorporan resistencias de 8 a 20 wattios. ¿La diferencia? Básicamente está en la intensidad del sabor y volumen de vapor.
  • Funcionamiento: El pod es un dispositivo automático, es decir, libera el vapor al inhalar, sin necesidad de pulsar el botón. El vape, por su parte, tiene un dispositivo manual que libera vapor al pulsar un botón.
  • Experiencia: Aquí es fácil diferenciar. El pod tiene una experiencia similar a la del cigarrillo: calada boca-pulmón. El vape es más parecido a una shisha: calada directa al pulmón.
  • Consumo: El pod, generalmente, es un dispositivo cerrado que funciona con cápsulas consumibles. También los podemos ver desechables 100%. Por otor lado, el vape convencional dispone de un tanque rellenable.

 

¿Ya lo tienes más claro? Si no es así no dudes en dejarnos tus comentarios o en contactar con nuestros expertos para que puedan asesorarte en tu compra.

 

 

VOLVER ARRIBA