Envio grátis a partir de 60€ |
facebook la cachimba
facebook la cachimba
Atendimento ao cliente de segunda a sexta-feira: 10:30 às 14:00 / 17:00 às 21:00 686 214 601
Pesquisar

Prepara la cazoleta perfecta paso a paso

Para disfrutar plenamente de tu cachimba es necesario preparar una buena cazoleta. Por eso, en este artículo te contamos cuáles son los pasos principales para realizar una cazoleta de 10.  Independientemente de si dispones de una tradicional o una Phunnel. En La Cachimba tenemos soluciones para todo.

Pero antes, debemos tener en cuenta las características que presenta cada marca de tabaco. Aunque no lo parezca, es uno de los factores más importantes a la hora de preparar una cazoleta y va a definir el tipo de carga. Para ello hay que considerar como factores importantes la carga de melaza y el corte.

Se diferencian siete tipos de cargas: Extra Fluff (muy aireado), Fluff (aireado), Semi Fluff (un poco más apelmazado que los anteriores), Normal, Semi Dense (semi denso), Dense (denso) y Extra Dense (carga extra densa).

 

Cómo preparar una cazoleta tradicional

Si tu cazoleta es de tipo tradicional los tabacos más adecuados son también los tradicionales como Al Fakher, Afzal, Nakhla, Adalya, Smyrna o Serbetli. Están compuestos con poca cantidad de melaza, por eso se debe cargar la cazoleta de manera densa o semidensa. Además, el corte es de menor tamaño y de esta manera el calor penetra de manera más homogénea.

 

Y una cazoleta tipo Phunnel, ¿cómo se prepara?

Las cazoletas Phunnel son las más usadas y recomendadas por los profesionales del mundo de la cachimba. En nuestro país, desde hace unos cinco años, se han convertido en las favoritas por los usuarios. Si dispones de una cazoleta como esta, las marcas de tabaco más apropiadas son Hookain, Darkside, Haze, o Tangiers.

 

Estas destacan por su gran cantidad de melaza, y con ellas se pueden realizar cargas densas o tipo aireada. Además, el corte de hoja en estos tabacos es más grande, por eso tarda más en consumirse. Por eso te recomendamos este tipo de cargas, ya que podrás rellenar la cazoleta hasta por encima de los bordes y la experiencia no solo será más duradera, sino también más placentera.

 

Pasos para preparar una buena cazoleta

Lo primero que debes hacer, y sobre todo lo más importante, es elegir tu cazoleta preferida. Dependiendo del tipo de cazoleta que hayas escogido, fumarás de una manera u otra. Por ejemplo, una cazoleta de barro blanco calienta el tabaco de una manera más uniforme, lo que hace posible que nuestra sesión de cachimba dure más.

Una elaborada a base de barro negro, absorbe el calor más rápidamente favoreciendo una mayor efectividad.

 

En segundo lugar, es fundamental que manipules adecuadamente el tabaco antes de incorporarlo en la cazoleta. Al desmenuzar bien el producto, oxigenas el tabaco y además evita malgastar grandes cantidades. Una vez realizada esta acción, debes saber controlar la manera en la que calienta tu cazoleta. Así evitarás que el producto se queme.

 

Ahora es el momento de utilizar el papel de aluminio. El que encuentras en tu cocina puede servir si utilizas doble capa, pero en el mercado ya existen papeles especiales para utilizar con cualquier cazoleta. Al poner dos capas el tabaco estará mejor protegido y será mucho más resistente al calor.

Una vez colocado nuestro papel, procedemos a hacer agujeros en él. De esta manera entrará oxígeno en la cazoleta y nuestro fumable no se quemará de manera excesiva. Para hacerlo puedes usar un punzón o una chincheta. Lo fundamental es que tengan un tamaño pequeño pero que se distribuya correctamente.

También podrás utilizar un gestor de calor que no requiera aluminio, como es el caso del Kaloud y que recomendamos su uso en cazoletas Tradicionales.

Una vez concluido este paso, se procede a calentar el carbón y se incorpora en la parte externa de nuestra cazoleta. Es decir, encima del papel de aluminio. Nosotros recomendamos usarlo junto con un gestor de calor, como puede ser el Provost.

Por último, saber gestionar el calor es lo más importante. Para ello, se debe mover el carbón y rotarlo por la superficie de la cazoleta.

 

Con estos pasos podrás disfrutar plenamente de tu momento relax acompañado de tu cachimba. Ya sea con una cazoleta tradicional o Phunnel. Los procedimientos son similares independientemente de la cazoleta que hayas elegido.

Liquid error: include usage is not allowed in this context

Net Orders Checkout

Item Price Qty Total
Subtotal 0,00 €
Shipping
Total

Shipping Address

Shipping Methods